Chile: el desierto de Atacama, vertedero de montañas de ropa

Cada año llegan a Chile alrededor de 59.000 toneladas de ropa usada y nueva, sin vender, de todo el mundo. En el desierto de Atacama se están formando enormes cementerios de ropa. Una solución es reciclar el material.

Chile ha sido durante mucho tiempo un punto de almacenamiento de ropa usada y sin vender, fabricada en China o Bangladesh, y transportada a través de Europa, Asia o Estados Unidos a Chile, desde donde se revende a toda América Latina. Los comerciantes de ropa de la capital, Santiago, a 1.800 kilómetros al sur, compran una parte, mientras que otra gran parte se introduce de contrabando a otros países de América Latina. Sin embargo, al menos 39.000 toneladas de ropa, que no se pueden vender, acaban en vertederos en el desierto.

Hay gente que usa la ropa de los vertederos

Pero no toda la ropa acaba en la basura: hay gente muy pobre de la región del desierto de Atacama, con una población de 300.000 habitantes, que rebusca en los basureros para encontrar cosas que necesita o puede vender en su vecindario. En todo el mundo, se estima que cada año se generan 92 millones de toneladas de residuos textiles. Según un informe de la ONU de 2019, la producción mundial de prendas de vestir se duplicó entre 2000 y 2014, y la industria es responsable del 20 por ciento de toda el agua desperdiciada en todo el mundo. A esto hay que añadir que las montañas de ropa, independientemente en donde estén, contaminan el aire o las aguas subterráneas. «El problema es que la ropa no es biodegradable y contiene productos químicos, por lo que no se acepta en los vertederos municipales», explica Franklin Zepeda, fundador de EcoFibra, una empresa que fabrica paneles aislantes usando ropa vieja.

De ropa a hilo

En Santiago, por ejemplo, hay un contenedor de ropa de la fábrica de hilos Ecotex Ecologic. Las personas que quieran, pueden entregar la ropa usada allí, luego esta se procesa ecológicamente y se convierte en hilo. Ecocitex, como EcoFibra, es una empresa que fomenta la economía circular.

Hilo ecológico

Para hacer hilo no se utilizan ni agua ni productos químicos. La ropa, ya sea sintética o tratada con productos químicos, puede tardar hasta 200 años en biodegradarse. Y es tan tóxica como los neumáticos o el plástico desechados.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.